Las paletas son la menor de tus preocupaciones.

Como gran juego de rol de planeta abierto, Elex muestra una enorme ambición. El planeta de Magalan es un sitio fracturado mas precioso, tras haber pasado los últimos ciento cincuenta años recuperándose del asolador impacto de un cometa. No es el habitual planeta blog post-apocalíptico, que muestra signos de rejuvenecimiento que hace que explorar su superficie montañosa con fuerza marcada sea una propuesta atrayente y, en ocasiones, embriagadora. Mas pese a eso, una historia incongruente, controles que no responden y una mecánica de combate frustrante le quita la vida a Elex continuamente, lo que hace que su campaña de treinta horas sea demasiado bastante difícil de aconsejar.

Juegas como Jax, un ex- comandante muy temido en la facción Alb, los primordiales oponentes del juego. Dawn es famosa por su adicción a Elex, un factor que ha empapado el planeta desde el impacto del cometa, lo que hace que los dos se transformen en enormemente fuerte y emotivamente vacío; los soldados perfectos. Impulsados ​​por su dedicación a su líder, el Híbrido, y su directiva de tomar el control de todos y cada uno de los Elex del planeta, empiezan una violenta restauración del planeta, librando una guerra contra otras facciones y edificando convertidores gigantes para pelear contra el Elex de la tierra.

La directiva de Alb demanda la pena capital por fallar en una misión, y cuando se cree que Jax ha fallado, otro comandante de Alb le dispara, si bien sin éxito, que lo deja por fallecido. Tras despertarse un tiempo después, un hecho que se comunica mal a lo largo de la introducción, con su armadura robada y el Elex residual desaparecido de su cuerpo, Jax empieza su busca de un nuevo sitio en el planeta. El salvajismo de Alb es una premisa embriagadora en sí, mas jamás está a la altura del potencial de su configuración.

Bildgalleri 2

Fotogalleri 3

Fotogalleri 4

Fotogalleri 5

Fotogalleri 6

Fotogalleri 7

Fotogalleri 8

Bildgalleri 9

Fotogalleri 10

A dónde va a ir Jax desde acá depende totalmente de ti, si bien Duras, un guerrero berserker te da una pequeña dirección, que te lleva a Goliet, la primordial colonia de berserker. Los asentamientos pacíficos salpican Magalan, del mismo modo que los campamentos de saqueadores, mutantes y otras criaturas variadas que han sido transformadas en terribles bestias por los Elexes que han arrasado la tierra.

Puedes aprender las habilidades únicas de cada facción, como lanzar magia o bien sugestivo control mental a través del diálogo, cuando hayas probado tu calidad. Los Berserkers se retiran a la naturaleza, transmutando Elex en Emana para conseguir magia y empleándolo para revitalizar el Planeta Abrasado, al paso que los Clérigos ligados a la religión y tecnológicamente avanzados utilizan la tecnología Elex construida sobre los remanentes del viejo planeta. Los prófugos sin ley viven de la morralla del desierto, al paso que las 3 facciones viven bajo la amenaza de la agresión de los alba. No obstante, satisfacer sus necesidades no es poca cosa, en una gran parte debido al equilibrio de contrariedades en los primeros episodios del juego.

Comenzando con el segundo nivel de complejidad más bastante difícil de los 4, no me tomó bastante tiempo regresar a la normalidad y entonces volverme simple. Mas con independencia del nivel de complejidad, me sentí desesperadamente sin poder, aun contra oponentes que aparecían temprano, tanto que la única forma en que sentía que podía hacer un progreso significativo era huir de tantos encuentros como fuera posible. No obstante, eludir el combate no ayuda en misiones en las que te ves obligado a pelear.

Sentirse bajo de nivel en un juego de rol no es el inconveniente acá, más bien no hay una forma real de evitarlo. Toda vez que hallaba un arma más nueva y poderosa, procuraba pertrecharla, mas me hallé con mi falta de determinadas habilidades. Hay 5 atributos primordiales en los que puedes invertir tus puntos de habilidad, y la mayor parte de las armas requieren que tengas un nivel mínimo con por lo menos 2 de estos atributos.

Mejorar las armas semeja tan trivial, puesto que asimismo afecta sus requisitos de estadísticas y puede ponerlas mucho alén de las habilidades de tu personaje, transformándolas en una prosecución superflua. Se vuelve un inconveniente menor al final del juego, mas no fue hasta más o menos veinte horas tras empezar Elex que me sentí un tanto cómodo al saltar a un encuentro estándar de planeta abierto.

Incluso entonces, aún hay inconvenientes reales con los controles del juego y las batallas que aparecen desde el principio; algo que Elex jamás supera verdaderamente. El combate cuerpo a cuerpo es complicado, y el ataque más veloz de Jax requiere una enorme remontada ya antes del swing. La función de objetivo automático no distingue entre amigos y oponentes, y cuando se combina con una mala detección de golpes y animaciones lentas, causa todo género de inconvenientes al pelear al lado de conjuntos de personas. El combate a distancia es un tanto mejor, mas asimismo tiene ciertos inconvenientes de detección de golpes.

Lo más frustrante es cuando golpeas de forma exitosa a un oponente con un ataque cuerpo a cuerpo o bien a distancia y no causa ningún daño, por lo menos hasta el momento en que lo hayas golpeado 3 o bien 4 veces. En un inicio creí que tenía algo que ver con agotar mi medidor de resistencia, mas evita que ataques primeramente. Jamás hallé la razón precisa por la que esto sucede, mas es impresionantemente frustrante puesto que hace que prácticamente todos los compromisos estén horriblemente fuera de cómputo, eclipsando las mejores cualidades de Elex.

Si bien los modelos de personajes y las caras dejan algo que querer, una gran parte del arte ambiental es pasmoso. Separado en diferentes zonas, Magalan es espléndido. Desde las verdes tierras cubiertas de vegetación de Edan y los desiertos del cañón de Tavar, hasta la zona volcánica de Ignadon, su superficie muy resquebrajada y dañada está deliciosamente elaborada a mano. Los detalles pueden resultar en caídas eventuales de la velocidad de fotogramas, en especial con muchos personajes en la pantalla, mas es bastante difícil negar el fantástico diseño artístico de Elex. Asimismo es una gran idea añadir un jetpack para asistirlo a atravesar áreas montañosas, aun si se siente un tanto torpe.

Ingen förklaring tillhandahålls

Bildgalleri 1

Bildgalleri 2

Fotogalleri 3

Fotogalleri 4

Fotogalleri 5

Fotogalleri 6

Fotogalleri 7

Fotogalleri 8

Bildgalleri 9

Algunas de las rivalidades entre facciones son interesantes en la superficie, con la política entre los jefes y las batallas internas que brindan un tanto de diversión a través del diálogo y las misiones de las facciones, mas la narrativa general raras veces resulta significativa. Ciertas de estas misiones abordan temas que invitan a la reflexión, como la idea de que, si bien pertenezcan a exactamente la misma facción, la ética de una persona no siempre y en toda circunstancia coincide con la de otra. Aunque la interacción de diferentes facciones es un tema recurrente en muchas de las misiones del juego, Elex no tiene mucho que decir sobre el tema.

Las misiones de la historia primordial no son tan interesantes y están infestadas de fallos en su diseño. La historia de Jax se reconstruye de forma lenta por medio de recuerdos presentados como escenas de corte a lo largo de los instantes de exhibición, si bien las transiciones entre estos son disonantes en el mejor caso con ciertas escenas de corte que en ocasiones no se desarrollan en lo más mínimo. En múltiples ocasiones salí de una escena para localizarme con el planeta destrozado y mi personaje cayendo por el suelo, lo que provocó que el juego se bloqueara o bien requiriese un reinicio completo y me obligara a reproducir exactamente la misma sección con la esperanza de que no colapsase.

El planeta de Elex es sin duda atrayente, mas los buenos tiempos están muy desperdigados entre toscos inconvenientes técnicos y extraños diseños que solo sirven para frustrar. El juego ofrece un planeta impresionantemente desarrollado y la base para un juego de rol contundente que, desgraciadamente, no alcanza su potencial en prácticamente todos los sentidos. Para un juego que depende en buena medida de su lucha por la progresión, se siente apabulladoramente en contra tuya, y con los inconvenientes técnicos auxiliares y la carencia de una historia contundente que contar, Elex está en lo alto en prácticamente cada turno.

Donde descargar Elex

RebajasTOPP. 1
Elect II Ps5 Int
Elect II Ps5 Int
Lucha en combates cuerpo a cuerpo y a distancia con un sistema de control perfeccionado
19,90 EUR
Dela detta